Nuestra guía definitiva sobre bandas

Si te estás preguntando si necesitas una banda o un set de bandas, si no sabes para qué son o cómo usarlas. Sigue leyendo, porque este blog es para ti. Te damos la bienvenida a la guía definitiva sobre bandas.

Las bandas son un elemento indispensable en todo tipo de rutina, bien sea de principiantes, de quienes realizan un entreno “suave”, o en personas con amplia experiencia.

Empecemos por romper un mito que se ha propagado por lo largo y ancho del mundo del entrenamiento: La función de las bandas no es generar volumen en los glúteos. Muchas personas suelen asociar el trabajo de bandas con ejercicios para mujeres o personas que desean incrementar la zona que mencionamos.

Las bandas están pensadas y diseñadas para aportar resistencia, fortalecimiento, hacer labores de recuperación en lesiones y evitar éstas.

¿Cómo surgen las bandas?

Precisamente de lo que te contábamos hace un momento: las bandas nacen aproximadamente en 1910. Su origen surge a través de un tubo quirúrgico y fueron utilizadas para procesos de rehabilitación muscular, con ejercicios muy parecidos a los que realizamos actualmente en entrenamientos de fuerza.

Su introducción al mundo del entreno llega hasta el final del siglo XX, donde ganaron rápidamente popularidad y un mayor protagonismo en el mundo fitness.

 

Las bandas: Un indispensable.

No importa en qué punto del entreno te encuentres: si estás iniciando, si practicas alguna rutina simplemente por realizar algunas horas de actividad física, si eres un entusiasta o si eres profesional. El uso de las bandas es esencial, puedes usarlas como herramienta de calentamiento o para realizar trabajos intensos.

Si realizas levantamiento de pesas las bandas serán tu aliado porque te ayudarán a prevenir la pubalgia, también conocida como la hernia del deportista, es una hernia que afecta diversas zonas musculares de la ingle. El uso de bandas permite fortalecer la pelvis por sobrecarga muscular realizada en las sentadillas con peso.

Tal vez conoces a alguien que decidió empezar a correr como su modo de actividad física y eventualmente te contó que sintió molestia en sus tobillos, esto se debe a que no realizó un trabajo adecuado de preparación para esta actividad. Es aquí donde las bandas cumplen un papel fundamental, porque fortalecen los músculos de esa zona para el esfuerzo constante que significa correr y prevenir esguinces o posibles rupturas.

 

¿Los colores significan algo?

Sí, te indican el nivel de resistencia que tiene cada banda. De menor a mayor, puedes iniciar con las que tienen menor resistencia e incrementar a medida que tu cuerpo te lo permita.

Sin embargo eso no significa que si estás en un punto avanzado de entreno debas adquirir solamente las de mayor resistencia.

 

 

¿La ubicación importa?

¡Sí! De hecho es muy importante, te recomendamos tener siempre el acompañamiento de un entrenador o un experto para que recibas la guía adecuada de cómo ubicar las bandas según el ejercicio que estés realizando. Por ejemplo, un error común es ubicar las bandas a la altura de las rodillas, esto hará que se presione la rótula hacia adentro, lo correcto es ubicarlas sobre la rodilla.

 

¿Existen distintos tipos de banda?

Sí, en BullDog encuentras:

  • Wu Bands.
  • Banda H.
  • Bandas de poder.

 

 

Wu Bands. Si te preguntas por qué tiene ese nombre, básicamente significa Warm Up. Y como te has de estar imaginando, son ideales para trabajo de calentamiento, pero también puedes emplearlas en muchos ejercicios y en procesos terapéuticos.

Son un set de 5 bandas en látex y sus niveles de tensión van de 5-40 lb. Puedes usarlas sin importar tu nivel de experticia.

 

 

 

 

Banda H. Es una banda de nylon, spandex y látex, su acabado es tejido y tiene una tensión de 70 lb. Debido a su tensión es necesario que tengas un poco de experiencia para usarlas.

Esta banda es ideal para ejecutar movimientos que requieran fortalecimiento y explosividad, igualmente puedes usarla en calentamiento y trabajos de movilidad, pero debido a su resistencia requiere una mayor fuerza y mayor rango de movimiento.

 

 

 

 

 

Bandas de poder. Son bandas elaboradas en látex, con una longitud mucho mayor que las Wu Bands y la Banda H, puedes usarlas en crossfit o calentamiento, las opciones son infinitas. Su utilidad máxima se ve cuando se entrena técnica en ejecución de movimientos simples para desarrollar hábitos al momento de ejecutar movimientos complejos.

Aunque se han vuelto conocidas como las bandas asistidoras para pull ups, su uso principal no es ese y por eso se ve el rápido desgaste o rompimiento. Recomendamos no dejarlas tensionadas sobre tubos o estructuras ya que ejecutará presión sobre un punto y puede generar fácil rompimiento en corto tiempo.

 

 

 

 

 

Braian Angola, jugador de baloncesto profesional.

 

 

¿Dependiendo del material hay mayor durabilidad?

No, cada material tiene una función específica, la durabilidad dependen de los ejercicios que realices con cada banda, el cuidado que tengas con ellas y la periodicidad de tu entrenamiento.

  • Además de fortalecer, prevenir y recuperar, las bandas tienen grandes beneficios como:
  • Son versátiles: puedes hacer todo tipo de ejercicios con ellas, todo depende de tu creatividad y constancia.
  • Precio: Son muy asequibles.
  • Tamaño: Puedes guardarlas y llevarlas en cualquier espacio.
  • Aportan equilibrio: a través de la repetición adquieres control en la tensión lo que lleva a mayor equilibrio.
  • Tú escoges dónde entrenar: puedes usarlas en tu lugar favorito: casa, gym, al aire libre.

Adquiere tus bandas en nuestra tienda BullDog aquí. No te pierdas nuestro contenido en redes sociales sobre halterofilia, crossfit y wellness, síguenos en Facebook e Instagram.

inspírate a ser
tu mejor versión

X

¡Hey Lifter!

Queremos contarte algo importante, debido a la situación nacional que estamos atravesando, los tiempos de los envíos están presentando retrasos en todo el país.

Sabemos que te emociona recibir cuanto antes tus productos, por eso te pedimos un poco de paciencia mientras llegan a ti.